Traducción e interculturidad

En un mundo tan globalizado como en el que vivimos hoy en día, en que todas las sociedades y pueblos experimentan una gran influencia y convivencia, la traducción toma un papel fundamenta, no solo como instrumento lingüístico, sino como medio para poder analizar la interculturalidad

La interculturalidad hace referencia a las relaciones de intercambio y comunicación igualitarias entre grupos culturales diferentes, con respecto a la etnia, la religión, la lengua o la nacionalidad. Esta interculturalidad apunta a construir una sociedad democrática. En este contexto, se justifica en el marco de las sociedades globalizadas actuales

El término interculturalidad puede confundirse con los términos de multiculturalidad o pluriculturalidad, que hacen referencia a la situación en la que diferentes culturas coexisten y hasta se influyen. Los diferentes grupos culturales pueden coexistir en el mismo espacio-tiempo sin necesidad de comunicación entre ellos.

Lengua y cultura

Todos los pueblos crean una sociedad, que se transmite de generación en generación y en cada una de ellas, existen diferentes formas de entender y ver el mundo. Cada lengua explica un modo de vida particular, una visión específica del mundo y un patrimonio cultural. Los hablantes son los herederos de una sabiduría y de una cultura, que hace mención a los valores y convenciones compartidas por un grupo de personas que actúan como normas para la conducta de la gente. Además, la lengua no es solo objeto de conocimiento, sino también el vehículo de comunicación y transmisión de la información. La lengua se encuentra en constante evolución ya que los hablantes, al utilizarla, las modifican y las renuevan, puesto que hay una serie de factores que tienen lugar a la hora de comunicarnos. Según Coseriu:

«Los hablantes, por lo común, no pretenden modificar la lengua, sino solo utilizarla: hacerla funcionar. Ahora bien, la lengua cambia en el funcionamiento, lo que quiere decir que la utilización de una lengua implica su renovación, su superación, su llamado cambio lingüístico».

Traducción e Interculturalidad

La traducción se enfrenta cada vez más con la problemática de la interculturalidad. Esta problemática dada en diferentes lugares del planeta y, sobre todo, en los sitios de encuentro de pueblos con sus culturas y sus idiomas, obliga a la traductología a abrirse a otras disciplinas y a realizar trabajos interdisciplinarios.

La traducción intercultural implica no solo trasladar un texto de una lengua de partida a una lengua meta, sino también transferir aquellos aspectos culturales que se encuentren plasmados en la lengua de partida.

La labor de un traductor intercultural no es solo comunicar una lengua, sino plasmar un modo de vida, unos valores y unos pensamientos que se encuentran dentro del texto a traducir. Precisamente, lo que consigue es que se pierda la labor del traductor, en el hecho de que debe parecer como si el autor hubiese escrito en ese idioma al que se ha traducido. Por tanto, el traductor tiene una labor importantísima tanto en esta variante de la traducción como en el resto de las variantes.

En CBLingua disponemos de un equipo de profesionales con la preparación adecuada, y esto es lo que confiere a nuestros trabajos finales la calidad requerida en cualquier materia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.