Los poderes notariales y su traducción jurada

Los poderes notariales son uno de los documentos más solicitados en el ámbito de la traducción jurada. La frecuencia con la que se producen las situaciones en las que es necesario autorizar a una persona a realizar actos en nombre de otra hace que la producción de documentos derivados de este proceso aumente, y, al mismo tiempo,  lo hace la demanda de traducciones. Seguro que más de una vez has oído hablar de los poderes notariales, pero…. ¿sabes realmente qué son y en qué consisten?

Que son los poderes notariales

Si nos remitimos a su definición exacta, los poderes notariales pueden calificarse como documentos públicos mediante el cual una persona natural o una persona jurídica, un individuo o una empresa, delegan en otra u otras la responsabilidad de actuar en su nombre en determinadas materias que requieren ser registradas.

Hasta aquí, parece fácil, pero existen distintos tipos de poderes notariales en función de las circunstancias. Por ejemplo, no es lo mismo un poder notarial general, que se lleva a cabo cuando una persona autoriza a otro, el apoderado, a actuar en su nombre en todo tipo de actos, que un poder específico, cuando la persona otorgante del poder, o poderdante, sólo otorga al apoderado unos poderes concretos. También existen diferencias entre los poderes permanentes, que siguen siendo efectivos aunque el poderdante sufra una incapacidad, y los limitados, que dejan de tener efecto si el poderdante sufre incapacidad. La elección entre alguno de los poderes notariales dependerá de las necesidades del individuo que los solicite. Por ejemplo, el poder preventivo es uno de los más solicitados, ya que, ya sea específico o general, permiten que una persona actúe en representación de otra en caso de que esta no tenga facultades para manifestar su voluntad.

poderes notariales

Poderes notariales y traducción jurada

Si tu poder notarial ha sido elaborado en otro país y necesitas utilizarlo en España o, si por el contrario, pretendes hacer uso de un poder notarial que ha sido redactado en nuestro país en el extranjero, necesitarás de una traducción jurada. Ten en cuenta que hay tantos poderes notariales como tipos de actos para los que se requieren, por lo que no será lo mismo la traducción de un poder notarial para la realización de una transferencia bancaria, que no precisa de tantos detalles, que la traducción de un poder notarial para la compraventa de propiedades, que, normalmente, reflejan una situación algo más compleja y ocupan más páginas.

En CBLingua, tratamos con poderes notariales casi a diario, por lo que si estás pensando en solicitar una traducción jurada de tu poder notarial, desde aquí te garantizamos un servicio rápido y eficaz. Basta con que nos envíes el poder notarial escaneado a través de alguno de nuestros correos electrónicos y nosotros, una vez hayamos valorado el documento, te contestaremos con el mejor presupuesto y plazo de traducción posible. En tan solo unos días, tendrás tu traducción jurada.

Nuestros Servicios de Traducción

Nuestros Servicios de Interpretación

CBLingua en los medios de comunicación