Servicios de traducción e interpretación para empresas

Cada vez es más frecuente que las empresas, ya sean Pymes o multinacionales, quieran internacionalizar sus negocios y expandir sus fronteras. Para ello, se necesitan servicios de traducción e interpretación.  La expansión de fronteras implica el contacto con empresas y proveedores extranjeros, lo que conlleva la necesidad de comunicación en otros idiomas. En estos escenarios, es fundamental la presencia de un profesional que actúe como mediador lingüístico entre la empresa y el cliente, facilitando el intercambio de información de la forma más profesional y veraz posible. En otras palabras, es imprescindible la presencia de un traductor/intérprete.

¿En qué situaciones demandan las empresas nuestros servicios de traducción e interpretación?

Son muchísimas las situaciones en las que las empresas necesitan contratar servicios lingüísticos. Algunas de las más comunes son:

  • Traducción de documentación para procedimientos concursales. Este tipo de encargos suele ser bastante urgente y normalmente comprende textos de temática técnica y siempre se precisan traducciones juradas.
  • Traducción de documentación de clientes. Suele darse cuando la empresa es un despacho de abogados que gestiona documentación de clientes extranjeros. En estos casos también es fundamental la traducción jurada de distintos tipos de documentos: certificados de nacimiento, de matrimonio, de antecedentes penales, etc.
  • Traducción de anuncios publicitarios. Se trata de uno de los tipos de traducción más creativos. Aquí el traductor debe dar rienda suelta a su imaginación y a veces hacer uso de la tan popular “transcreación”.
  • Traducción de menús y cartas de restaurante. Para estos casos, deben contratarse siempre a traductores profesionales que conozcan en profundidad las diferencias entre la cultura A y B, ya que el sector culinario es uno de los que más dificultades presenta en este ámbito.
  • Traducción de contenido web y redes sociales. Hoy día este servicio es uno de los más solicitados. Las empresas quieren darse a conocer cada vez más ante un público más amplio y, para ello, es fundamental la traducción tanto de su web como de todas sus redes sociales: Instagram, Facebook, Linkedin, etc. En estos escenarios, el traductor, además de traducir, debe actuar como community manger y debe saber adaptarse a las nuevas modas y tendencias para conseguir captar al mayor público posible.

servicios de traducción e interpretación

¿Pero qué pasa si necesito a un traductor de forma presencial?

Muchas empresas desconocen que, más allá de la figura del traductor, existe la “interpretación”. El intérprete, al igual que el traductor, pasa la información de un idioma a otro, pero, en su caso, lo hace de forma presencial, no a través de textos. Algunos de los ejemplos más claros de los servicios de interpretación que solicitan las empresas son:

  • Interpretación de reuniones de negocio. Ya sea para presentar nuevas propuestas de negocio o simplemente debatir estrategias con el resto de clientes extranjeros, es fundamental la ayuda de un intérprete. En estos casos, puede tratarse de una interpretación bilateral y simultánea o de una interpretación consecutiva.
  • Interpretación de conferencias para dar a conocer servicios ante un público extranjero. Aquí el intérprete realiza una interpretación consecutiva o simultánea para todos los oyentes. Si son de diferente nacionalidad, habrá varios intérpretes traduciendo a los distintos idiomas.
  • Interpretación telefónica. Los intérpretes también pueden realizar su trabajo de forma remota. Es el caso de la interpretación telefónica. Suele ser muy útil si la comunicación con el cliente extranjero se hace sin que la empresa se desplace.
  • Interpretación para mostrar instalaciones. En numerosas ocasiones, las empresas tienen que mostrar sus instalaciones al cliente extranjero, normalmente para conseguir un acuerdo de negocio y que el cliente empiece a trabajar con ellos. Aquí es importante recurrir a la ayuda de un intérprete profesional, porque dependerá de la impresión que se lleve el cliente de las instalaciones y de la profesionalidad del intérprete que este acepte trabajar o no con dicha empresa.

La importancia de recurrir a traductores/intérpretes profesionales

Como podemos ver, las distintas situaciones en las que se mueve un traductor/intérprete son tan variadas como situaciones existen. Esto implica que el traductor/intérprete contratado debe ser profesional en su campo, ya que hablamos de situaciones muy decisivas, que pueden provocar que un posible cliente acepte o decline colaborar con una empresa. Es por lo que la actuación de los traductores profesionales puede ser igualmente determinantes en muchos supuestos de una empresa.  Hay que tener en cuenta que no siempre todos los traductores son capaces de trabajar como intérpretes, así como tampoco todos los intérpretes son expertos de la traducción. La diferencia entre ambas modalidades es obvia, por lo que debemos asegurarnos de que la persona que contratamos es óptima en su campo y puede realizar con éxito nuestro servicio.

¿Cómo contratar a un traductor/intérprete para mi negocio?

Si diriges una empresa o trabajas en ella y necesitas a un traductor/intérprete para tratar con clientes extranjeros, puedes recurrir a los servicios de traducción e interpretación de CBLingua. Nuestro equipo de profesionales cuenta con una gran experiencia en todo tipo de eventos para empresas, por lo que sabremos adaptarnos a las necesidades y exigencias de tu empresa. Para ello, es fundamental que nos escribas un correo a info@cblingua.com detallando la siguiente información:

  • Nombre de la empresa
  • Servicio a realizar (¿traducción o interpretación?)
  • Idioma
  • Fecha, lugar y hora donde debe personarse el intérprete (en el caso de las interpretaciones)
  • Comentarios adicionales (aquí puedes detallarnos el tipo de servicio, si necesitas algo en particular, etc.)

En el plazo de uno o dos días como máximo, tendrás tu presupuesto detallado en el correo, listo para que puedas aceptar nuestra oferta. Fácil, rápido y cómodo. Así trabajamos en CBLingua.