El traductor en tiempos de crisis

La profesión del traductor en tiempos de crisis

Muchas profesiones se están viendo afectadas por la situación que estamos viviendo en la actualidad y piensan en qué les deparará el futuro. En CBLingua tenemos especial interés por el mercado de la traducción.  ¿Qué consecuencias tendrá esta situación a largo plazo? ¿el traductor a partir de ahora? Es decir, ¿cómo evolucionará el mercado de la traducción tras el COVID-19? ¿Cómo influirán las consecuencias en nuestro sector? ¿Habrá una mayor demanda en este sector?

¡El traductor a partir de ahora! 

Como muchas otras profesiones, en el sector de la traducción también se ha optado por instaurar el teletrabajo como la alternativa más idónea en las circunstancias en las que nos encontramos. En CBLingua lo primordial ha sido diseñar un sistema de teletrabajo eficaz en todas sus modalidades; por una parte, que se puedan solventar y cubrir las necesidades de nuestros clientes y, por otra parte, que los traductores puedan trabajar de la misma forma ordenada y establecida que tenían en la empresa de forma presencial.

Además, en esta situación hemos potenciado el servicio de traducción jurada digital para que todos los clientes puedan recibir su traducción jurada de forma instantánea. La principal ventaja que ofrece la firma digital en la traducción jurada es el ahorro en plazos de entrega y costes. La firma digital en la traducción jurada permite al usuario recibir el documento oficial desde cualquier lugar del mundo en el mismo momento. Esto podría significar un avance cuantitativo para las traducciones juradas.

el traductor en tiempos de crisis

Desplazamiento masivo después del coronavirus

Se prevé que cuando vuelvan a permitirse los desplazamientos y no existan las restricciones de viaje que existen en la actualidad, se producirá un éxodo masivo. Muchas personas se verán obligas a emigrar a otros países por motivos laborales, familiares, económicos, etc.

En el caso de España, se estima que el éxodo de personas sea mayor que en muchos otros países. Nuestro país se está viendo especialmente perjudicado debido a su estructura y economía: España vive del turismo y con las restricciones de viaje que existen, este sector se ha visto muy perjudicado. Además, muchas pequeñas y medianas empresas se han visto obligadas a cerrar, por tanto, la crisis económica tendrá un mayor impacto. De esta forma, muchos españoles emigrarán a otros países que hayan podido sobrevivir algo mejor gracias al teletrabajo y las multinacionales.

El mercado de la traducción, en consecuencia, verá su actividad incrementada, ya que los traslados activarán la tramitación de documentación que tendrá que ser traducida de forma oficial: contratos de trabajo, cartas, certificados laborales, certificados de antecedentes penales, cartas de recomendación, etc.

¿Cómo influirá esta situación en la profesión del traductor en tiempos de crisis?

La crisis del coronavirus ha demostrado que debido al mundo globalizado en el que vivimos es un problema que nos afecta a todos. Como mediador lingüístico el traductor debe ser capaz de reproducir en otro idioma sin apreciar ninguna alteración en el contenido.

Si bien antes de la crisis del COVID-19, la revolución digital era evidente, después de esto, será total. La pandemia nos ha obligado a adaptar nuestra forma de vida, nuestro modo de comunicarnos y nuestros trabajos a las nuevas tecnologías. Esta tendencia por inclinarse hacia el formato digital seguirá en los próximos años, y poco a poco iremos digitalizando la mayor parte de nuestros procesos.

En lo que respecta a la traducción, puede que esto sea el detonante que provoque la digitalización de todas las traducciones, incluidas las traducciones juradas.

Pase lo que pase, el sector de la traducción debe permanecer unido para solventar cualquier duda que se planté y satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Desde CBLingua Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga y Cádiz nos adaptamos para que nuestros servicios sigan manteniéndose como antes.

 

 

 

Deja un comentario