“Hay que hacer de la necesidad virtud”: El teletrabajo como solución al COVID-19

Con esta gran frase comenzaba la entrevista de ayer Francisco Ortiz. “hay que hacer de la necesidad virtud Francisco es Licenciado en Ciencias Económicas y Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, ex profesor de Política Económica en el ITEP, y el impulsor del teletrabajo en España.

En el día de ayer la Gerente y CEO de CBLingua, Carolina Balsa Cirrito, tuvo la oportunidad de entrevistar a Francisco Ortiz, pionero del teletrabajo en España.

Tal y como nos exponía nuestro experto, el teletrabajo podría explicarse en la combinación de realizar una actividad por cuenta ajena (remunerada) mediante el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC).

entrevista Francisco Ortiz y Carolina Balsa, Gerente de CBLingua
¡Haz click para ver el video!

El Sr. Ortiz señalaba que el teletrabajo comenzó a aflorar en los años 90 con la llegada de internet pero se ha ido introduciendo muy lentamente debido a todos los requerimientos necesarios. Podemos decir que el teletrabajo tal y como lo conocemos actualmente es el producto de una evolución tecnológica de forma gradual. En primer lugar el teletrabajo se comenzó realizando de mediante el uso de un teléfono y un ordenador. Posteriormente,  gracias a la digitalización fue posible enviar texto, audio y video a distancia. Hoy en día, la telefonía móvil ha avanzado tanto que prácticamente podríamos trabajar desde nuestros smartphones.

Cada vez  hay mejores herramientas que facilitan el teletrabajo y se ha llegado a un punto en el que es la sociedad la que demanda innovaciones a la tecnología para teletrabajar.

¿Cómo nos afecta el teletrabajo?

Esta fue una de las preguntas más significativas que realizaba nuestra gerente al Sr. Ortiz. El impulsor de esta corriente explicó que el teletrabajo va a afectar a todos los componentes de la cadena productiva, desde el individuo hasta las empresas.

Las empresas para garantizar las medidas de seguridad sanitarias establecidas tendrían que aumentar el tamaño de sus oficinas para garantizar que todos sus empleados cumpliesen con el distanciamiento social, algo claramente imposible. Es por esto que muchos trabajadores van a seguir trabajando desde casa. Tal y como exponía Francisco Ortiz, puede que mientras un tercio de la plantilla trabaje desde la oficina los otros dos tercios continúen trabajando desde casa.

En cuanto a cómo afectará el teletrabajo al individuo se destacó que principalmente afectaría a su vida familiar. Francisco explicaba que debido a la situación actual, en algunos casos puede ser bastante difícil compaginar el teletrabajo con la presencia de los menores en casa debido al confinamiento, sobre todo si ambos progenitores tienen que teletrabajar.

 El Teletrabajo aumenta la productividad

Este fue otro de los grandes bloques en los que se centró la entrevista. Según los estudios, el teletrabajo aumenta la productividad. Esto se debe, en palabras de Francisco Ortiz a que no hay que desplazarse hasta el lugar de trabajo, por lo que esa ganancia de tiempo, se traduce en una reducción del estrés.

Además, teletrabajar puede disminuir también las interrupciones en el flujo de trabajo que se producen en la oficina. Sin embargo, hay que establecer límites en el teletrabajo ya que un trabajador no puede estar realizando su labor de 7 de la mañana a 7 de la tarde si no tiene interrupciones. En este sentido hay que ser consecuente y realizar pausas como si estuviésemos trabajando en la oficina. En ningún lugar tenemos que llegar a obsesionarnos con el trabajo.

Las relaciones entre compañeros se ven afectadas

 Es cierto que debido a la implantación del teletrabajo se pierde la relación física con los compañeros. Sin embargo, esta medida permite trabajar en equipo con plantillas internacionales.

Por lo tanto, cuando se implanta el teletrabajo hay que tener en cuenta esta posibilidad y por ello hay que hacerlo de manera gradual, de forma que se puedan combinar la posibilidad de trabajar desde la oficina y desde casa. Por ejemplo, ir dos días a la oficina y tres teletrabajar; el establecimiento de horarios flexibles en los que se trabajarían unas horas en la empresa y otras desde casa.

¿Cómo ha implantado CBLingua el método del teletrabajo?

Desde el primer momento se apostó por este método de trabajo con el objetivo de garantizar a nuestros clientes el servicio que ofertábamos. Es por esto que todas nuestras oficinas (Cádiz, Sevilla, Málaga, Madrid y Barcelona) continúan con su actividad de manera telemática. Gracias a los servicios de mensajería y al correo electrónico enviamos a nuestros clientes los documentos traducidos.

En cuanto a la plantilla, gracias al uso de herramientas como Skype hemos podido realizar reuniones de forma telemática, cada uno desde nuestra casa. Además, la plataforma cblingua.net nos permite continuar con el desarrollo de los proyectos de traducción de la misma forma que si estuviésemos en la oficina. Esto se debe a que mediante esa herramienta se administraban los proyectos entre todas nuestras oficinas antes de que se decretase el estado de alarma por lo que nos ha resultado fácil adaptarnos a esta nueva situación.

Por lo tanto, tal y como exponía Francisco Ortiz, “hay que hacer de la necesidad una virtud”. Debemos extraer todos los beneficios posibles que tenga la implantación del teletrabajo. Cada día está más cerca esa vuelta a la nueva normalidad en la que probablemente el teletrabajo conviva con el trabajo de oficina y es que puede que este método haya venido para quedarse.

Deja un comentario