¿Lo de este verano será un tropezón o una caída?

Todo apunta a que este verano el turismo tal y como lo conocemos va a ser muy diferente. Probablemente se potencie el turismo nacional. En cuanto a los turismo en el extranjero, ya bien sea que nos visiten turistas o que nosotros viajemos fuera de España, muchos medios apuestan por la creación de un pasaporte sanitario para garantizar la seguridad.

Este sería otro de los elementos claramente relacionados con el sector de la traducción pero en lugar de ser una traducción con fines turísticos sería necesaria una traducción jurada para dotar al documento de validez legal.

¡Cuando viajamos queremos sentirnos como en casa!

Podríamos decir que quizá la traducción es la solución perfecta para solventar dicha necesidad.

Cada vez es más habitual que los clientes decidan organizar los viajes por su cuenta y para ello busquen a través de internet los vuelos, en qué hotel hospedarse, dónde pueden ir a comer o qué monumentos o actividades pueden realizar durante su estancia.

Las estadísticas reflejan que los clientes estarían dispuestos a pagar una cantidad más elevada si disponen de los contenidos en su lengua materna. Por lo tanto, los primeros elementos traducidos a los que accederán son las páginas webs de las compañías aéreas, hoteles, restaurantes o museos.

Además, la traducción en el turismo ayuda a difundir la cultura. En cierta forma, la traducción en el turismo se parece en gran medida a la traducción publicitaria cuyo objetivo también es la difusión pero en este caso en lugar de la cultura, de la marca.

¿Cuáles son los principales documentos que se traducen?

La realidad es que hay muchísimos documentos en relación al turismo que podrían traducirse y cuanto mayor sea el volumen de traducción, mayor será el atractivo turístico para los extranjeros.

Por un lado, las revistas de viajes, los blogs o las guías sirven como uno de los principales documentos para captar a turistas extranjeros, ya que gracias a los consejos aportados por otros turistas se consigue un acercamiento. No es lo mismo que una empresa explique por qué su oferta es la mejor a que un particular que ha disfrutado de ella lo haga.

Por otro lado, los planos y las cartas de los restaurantes son otros elementos indispensables para los turistas. Que una empresa cuente con planos o cartas en diferentes idiomas ayuda a aumentar su atractivo debido a que elimina esas barreras idiomáticas existentes y como consecuencia provoca que el cliente saque mayor partido a su estancia.

Los culturemas son uno de los retos más difíciles para los traductores

La traducción de elementos culturales o culturemas es uno de los retos más difíciles a los que los traductores se tienen que enfrentar. Por consiguiente, no podemos separar al lenguaje de la cultura debido a que cuando se traduce un texto se intenta transmitir el mismo sentido del original, por lo que se deben tener en cuenta estos elementos culturales para que la traducción sea lo más precisa posible.

Por ejemplo, aquí en España si tenemos que realizar la traducción de la palabra chiringuito tendríamos que especificar que es un tipo de restaurante que se sitúa en la playa. En cuanto a la gastronomía si queremos traducir la palabra tapas, un elemento muy típico de nuestro país, tendríamos que explicar que son una especie de aperitivos o entrantes que normalmente se toman antes de comer. Otro ejemplo podrían ser los culturemas relacionados con monumentos como las alcazabas, juderías, caserones, etc., o con fiestas populares: las Fallas de Valencia, la Semana Grande de Bilbao, la Tomatina de Buñol, el Carnaval de Cádiz…

 Como podemos observar, la traducción de elementos culturales resulta una tarea bastante complicada pero que si se realiza de manera satisfactoria tendrá unas consecuencias positivas en la difusión de la cultura.

En definitiva, cuando veamos nuestras playas cargadas de extranjeros podremos decir que hemos sobrepasado este temporal y que atrás queda la incertidumbre creada por el coronavirus. Cada día que pasa es un día menos para acercarnos a esa realidad. Ánimo, ya falta menos para ese ansiado verano.

El turismo en España representa un 12% del PIB

El turismo propició un crecimiento considerable del empleo y del PIB en el pasado 2019, contando con casi 84 millones de turistas extranjeros que visitaron nuestro país. Todo apunta que este verano va a ser diferente a todos esos veranos en los que era tan habitual ver a numerosos grupos de extranjeros paseando por nuestras ciudades.

El sector turístico ya da por perdido el verano, piensan que será imposible que se alcancen las cifras del año pasado y ponen todas sus esperanzas en el turismo nacional para capear lo mejor posible este escenario.

En definitiva, cuando veamos nuestras playas cargadas de extranjeros podremos decir que hemos sobrepasado este temporal y que atrás queda la incertidumbre creada por el coronavirus. Cada día que pasa es un día menos para acercarnos a esa realidad. Ánimo, ya falta menos para ese ansiado verano.

Deja un comentario