Traductores: diferentes tipos de traductores e intérpretes

Existen diferentes tipos de traductores e intérpretes atendiendo a su campo de especialización y su nivel de formación. No todos los traductores son iguales y no todo traductor es capaz de proporcionar unos resultados de calidad para cualquier encargo. Como en cualquier profesión, la especialización tiene como consecuencia una mejora de la calidad final del producto.

¿Cómo elegir el traductor adecuado?

Existen traductores jurados, jurídicos, económicos, biosanitarios, literarios, científico-técnicos, audiovisuales, etc., pero, ¿sabemos cómo elegir al traductor adecuado? En primer lugar, debemos tener claro que los traductores profesionales, es decir aquellos que se dedican a la traducción de manera profesional, cuentan con una formación académica que avalan sus conocimientos en traducción además de un amplio dominio de las lenguas origen y meta.

CBLingua con el objetivo de garantizar la calidad y la confianza de sus clientes cuenta con un amplio equipo de traductores profesionales con una formación académica que los respalde.

traductores, traductor, diferentes tipos de traductores

Traductores e Intérpretes

Cuando se habla acerca de traductores e intérpretes tenemos que tener claro que nos referimos a dos profesionales que comparten un elemento común: la traducción. Por un lado, los traductores realizan la traducción por escrito mientras que por otro lado, los intérpretes desarrollan dicha traducción de forma oral.

Diferentes tipos de traductores

En primer lugar, para distinguir los diferentes tipos de traductores tenemos que tener claro que los podemos clasificar en dos grandes grupos: traductores generales y traductores especializados. Los traductores generales son aquellos que se dedican a una traducción general, compuesta normalmente por géneros literarios no específicos como el periodístico o publicitario. Los traductores especializados, por el contrario, se dedican a la traducción de un campo de especialización muy marcado en el que la terminología juega un papel fundamental como pueden ser:

Traductores jurídicos: Los traductores jurídicos son aquellos profesionales relacionados con la traducción de documentos jurídicos (certificados de nacimiento o defunción, contratos, poderes notariales, sentencias, etc.). Además de dominar con soltura la terminología jurídica, los traductores jurídicos deberán tener en cuenta las notables diferencias que existen entre los sistemas jurídicos (Derecho Común Europeo – Derecho Anglosajón).

 Traductores económicos: Los traductores especializados cuyo campo de actuación sea el de la economía deberán manejar con soltura los términos relacionados con la macro y la micro economía con el objetivo de realizar una buena traducción de extractos bancarios, balances, informes de auditoría o cualquier otro tipo de documento económico.

 Traductores biosanitarios: Los traductores biosanitarios se dedican a la traducción de textos relacionados con la biología y el ámbito sanitario. Por lo tanto, los traductores que pertenezcan a dicha especialidad deberán dominar la terminología especializada para traducir informes médicos, textos farmacéuticos y otros documentos relacionados con este campo.

 Traductores científico-técnicos: Los traductores científico-técnicos normalmente cuentan con una formación científica que les permite entender el texto que traducen. Son textos relacionados con la biología, la física, la química o las matemáticas presentes en documentos como manuales, patentes o guías.

 Traductores Jurados

Los traductores jurados son traductores acreditados por el Ministerio de Asuntos Exteriores para otorgar validez legal a la traducción de un documento mediante sello y firma.

Cuando se piensa en los traductores jurados normalmente se nos vienen a la mente los traductores jurídicos. En cierto modo están relacionados pues la mayoría de los documentos que traducen los traductores jurados pertenecen a ese campo de especialización. Sin embargo, un traductor jurado podrá dotar de validez cualquier documento que necesite una certificación oficial.

Los traductores profesionales se rigen por el código deontológico de la traducción

Los traductores como profesionales que son se rigen por el código deontológico de la traducción. De este modo, sólo podrán actuar como traductores aquellos que posean una titulación que lo acredite, deberán mantener el secreto profesional de acuerdo al artículo 199 del Código Penal español y respetar la Ley Orgánica 3/2018 de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de derechos digitales.

El cliente debe tener en cuenta que los traductores profesionales se rigen por este código que garantiza la transparencia y la confidencialidad ya que en numerosas ocasiones se manejan documentos en los que aparece gran cantidad de información acerca del mismo.

 La elección de traductores profesionales garantiza siempre resultados de calidad

En CBLingua podemos encontrar a un gran equipo de traductores profesionales con una amplia experiencia en traducciones de documentos jurados, científico-técnicos, jurídicos, económicos, o localización de sitios webs entre otros, a más de veinticinco idiomas. Por lo tanto, tal y como se ha expuesto hasta ahora, es muy importante tener en cuenta el valor de los traductores profesionales frente aquellos que no cuentan con una formación académica, ya que la elección de traductores profesionales garantiza unos resultados de calidad así como compromiso, dedicación y profesionalidad por parte de los mismos.

 

Deja un comentario